DESTACADOS PROGRAMA NINA
NUESTRA HISTORIA
 
Ante la ausencia de un espacio de formación política en el área rural del país, en 1989 se crea el Programa NINA. La iniciativa nace de un consorcio interinstitucional compuesto por dos redes nacionales de ONGs: UNITAS (Unión Nacional de Instituciones para el Trabajo de Acción Social) y AIPE (Asociación de Instituciones de Promoción y Educación), además de tres ONGs: CIPCA (Centro de Investigación y Promoción del Campesinado), ACLO (Acción Cultural Loyola) e IPTK (Instituto Politécnico Tomás Katari).

El Programa NINA inicia actividades en la región andina y con el transcurso del tiempo y por la dialéctica de los movimientos sociales progresivamente amplia su cobertura al resto del país ante las demandas de las organizaciones sociales IOC de tierras bajas, por lo que hoy la visión y cobertura fusiona lo andino, lo amazónico y lo chaqueño complementándose entre sí. Hombres y mujeres, adultos y jóvenes, se encuentran en los espacios del Programa NINA y comparten problemáticas y desafíos comunes, generando relaciones de interculturalidad, elaborando propuestas comunes para incidir en políticas públicas y construir alianzas estrategicas intersectoriales.

Hoy, se define al Programa NINA como una escuela de formación política y social no alternativa al servicio de las organizaciones del movimiento campesino indígena originario de Bolivia.

En sus 25 años de trabajo ininterrumpido ha contribuido a formar a cientos de dirigentes que han asumido al interior de sus organizaciones responsabilidades importantes de conducción en los niveles comunal, provincial, departamental y nacional, también han asumido obligaciones en la gestión pública siendo elegidos alcaldes, concejales de municipios, asambleístas departamentales, diputados y senadores, sin dejar de lado la histórica representación por voto en la Asamblea Constituyente (2006 – 2007) para elaborar una nueva Constitución Política del Estado en la última etapa, han asumido responsabilidades como funcionarios y servidores públicos en cargos de distintos niveles jerárquicos.

De manera especial, es importante destacar el rol y la participación de las mujeres en el proceso de formación en el Programa NINA contribuyendo a una maduración política, formación de una conciencia crítica y social, renovación dirigencial y fortalecimiento organizativo, hoy las mujeres no sólo son consideradas por el número sino principalmente por su cualidad de participación política y los roles que desempeñan en el escenario orgánico, en la gestión pública y en la vida nacional.

La construcción de alianzas interinstitucionales, con objetivos comunes, también ha sido otro de los pilares centrales para avanzar en los procesos de formación de los dirigentes, hombres y mujeres, capitalizando sus capacidades instaladas y su experiencia de trabajo con organizaciones y con el desarrollo de temáticas específicas. El rol articulador asumido por el Programa NINA, en los diferentes procesos políticos sociales con la presencia de instituciones y organizaciones IOC, ha permitido contribuir sustancialmente a la emergencia social con miras de transformar el Estado Boliviano.

El Programa NINA se forma con el objetivo de constituirse en una herramienta e un instrumento de las organizaciones indígena originaria campesinas para fortalecer los procesos de formación y capacitación de sus dirigentes, hombres y mujeres, de niveles municipales, regionales y nacionales, y poder así cualificar sus funciones, fortalecer sus organizaciones y tener la capacidad de generar propuestas para incidir en políticas públicas que beneficien a su sector.