Publicaciones
Las publicaciones del Programa NINA están a disposición en este espacio a través de PDF's descargables.
DERECHOS HUMANOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS - Informe de situación 2016
La Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia (CNAMIB) y el Consejo de Mama  T’Allas nos complacemos en presentar el presente documento denominado Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas de Bolivia - Informe de situación 2016.

Se trata del primer trabajo que realizamos de manera sistemática sobre el conjunto de violaciones a nuestros derechos que venimos sufriendo. Por ser el primer Informe decidimos  no restringirlo a los casos del año 2016, incluimos también  aquellas situaciones  vividas por nuestras hermanas y hermanos en años anteriores las cuales, por su relevancia y porque no han sido resueltas todavía, es importante que se conozcan  y difundan.

En Bolivia hemos vivido desde el comienzo de la década del 2000 un conjunto de transformaciones fundamentales de orden político, social, económico y cultural, del cual fuimos directos protagonistas con nuestras luchas a través de diferentes formas de movilización, así como a través de la elaboración de propuestas de políticas y normas. Logramos con nuestra participación en el proceso constituyente de 2006-2009 cristalizar muchas de nuestras demandas históricas que se incluyeron en la nueva Constitución Política del Estado, dándole a nuestros derechos el más alto rango dentro del ordena- miento jurídico nacional.

Hoy nuestra  situación es diferente  y una forma de explicitar como han cambiado las cosas es el haber construido  este documento. Nuestras organizaciones matrices han sido divididas, así como varias otras regionales  y hasta comunales. Tenemos una política de desarrollo energético  que no toma en cuenta que el Vivir Bien como horizonte de alternativa al capitalismo, por el contrario considera que el ejercicio de nuestros derechos y nuestra diversidad cultural representan  un obstáculo al bienestar de los bolivianos.

En el documento, los primeros capítulos desarrollan cómo los instrumentos internacionales están vigentes en nuestro país así como de qué forma tienen vigencia en Bolivia, a través de la normativa nacional que decir, la baja de los estándares de protección de nuestros derechos a través de leyes y decretos.  La idea es mostrar  indicios de lo  que señalaba el gran Rodolfo Stavenhagen, llamaba “brecha de implementación” de los derechos  indígenas distancia entre lo reconocido y lo que se implementa en la práctica una situación que en Bolivia es cada vez más evidente. Finalmente después de la exposición de los casos exponemos algunas conclusiones y recomendaciones  generales  las cuales esperamos el Estado las tome en consideración para reconducir su accionar.

Nuestro deseo es que este documento sea material de información para personas sensibles con nuestra problemática, insumo para especialistas  y personal  de los organismos de derechos humanos, así como y principalmente, quisiéramos que sea material de análisis profundo de las autoridades de nuestro Estado Plurinacional, quien es el principal garante del cumplimiento de nuestros derechos.

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Justicia indígena originaria campesina en Bolivia: un instrumento para defender nuestros territorios y comunidades.
El Programa NINA desde su creación en 1989 ha privilegiado su trabajo con hombres y mujeres de las organizaciones del movimiento indígena originario campesino de Bolivia para contribuir en la promoción de sus derechos reconocidos en la normativa internacional y en la Constitución Política del Estado y sus leyes.

Mediante la promoción de encuentros interculturales, intercambio de experiencias de vida, de reflexiones desde sus propios saberes y conocimientos, de comunión de problemáticas que les ha vinculado en sus luchas reivindicativas comunitarias y urgentes, de las oportunidades en las que han construido, en procesos participativos y políticos, propuestas para incidir en políticas públicas, y en la proyección de la construcción posible de un modo de vida que los considere como ciudadanos de primera

Sin embargo, las comunidades y pueblos indígena originarios de   Bolivia, pese a sus grandes contribuciones que han implicado movilizaciones, humillaciones, sacrificios e inclusive muerte, aún no han logrado del todo obtener las garantías del Estado para que este respete sus derechos individuales y colectivos. A pesar de contar con la protección jurídica constitucional e internacional, sus derechos están siendo sistemáticamente vulnerados, y quedando cada vez más, en nombre del desarrollo, desprotegidos y acorralados, ya que las nuevas políticas públicas y leyes orientadas a la explotación de los recursos naturales no considera el respeto a su territorio, su cosmovisión y su identidad.

Por ello, tienen que levantar su mirada para buscar justicia en otros espacios posibles, en el reconocimiento de organismos internacionales  que  aún  pueden  defenderlos,  protegerlos y apoyarlos para que el Estado cumpla con sus preceptos constitucionales, y exija el respeto de sus derechos   para el desarrollo de una vida adecuada y fructífera.

Como consecuencia del accionar y del permanente contacto con hombres y mujeres de las organizaciones IOCs es que identificamos la posibilidad real de hacer uso de instrumentos y de instancias jurídicas para que puedan defender la integralidad de sus seres y sus territorios.

“Justicia   Indígena   Originaria   Campesina   en   Bolivia: un instrumento para defender nuestros territorios y comunidades” se convierte en un texto pedagógico y en una herramienta que, desde la perspectiva jurídica, ayudará en la defensa de los territorios, de los derechos y del respeto de  la justicia porque NUESTRO PLAN ES LA VIDA.

Walter Limache
Coordinador Nacional Programa NINA

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Texto Libre determinación Consentimiento
La  historia  boliviana  en  sus  recientes  años  mostró  una  dinámica  en la  que  su  población  y  sus  organizaciones  sociales  se  caracterizaron por  su  gran  capacidad  de  movilización    y  de  proposición,  motivada desde la identificación, el posicionamiento y la incidencia de derechos individuales   y   colectivos   fundamentales   como   acción   reivindicativa.

El movimiento indígena originario campesino de Bolivia como el nuevo sujeto social emergente en el escenario nacional en los ámbitos político, social, económico y cultural, tuvo la capacidad de interpelar al Estado nacional desde los años 90 por implementar políticas públicas excluyentes, discriminadoras y racistas que solo dejaban migajas de los beneficios; y desde la construcción de fortalezas y alianzas tuvo la gran capacidad de marcar los ritmos políticos y dinámicas sociales muy aceleradas para demandar la posibilidad real de transformaciones estructurales del Estado boliviano.

Entre ellas, hay que destacar el rol jugado en el proceso de la Asamblea Constituyente  en  el  que  las  organizaciones  IOCs  tienen  la  capacidad de entregarle al país un proyecto de Constitución Política del Estado, construido en un proceso plural y participativo, en el que insertan de manera inobjetable el reconocimiento de sus derechos colectivos, de autodeterminación, de capacidad de desarrollo interno y otros   (Art. 1, 2, 30, 430 y mas CPE) como acto reivindicatorio trascendental y que le apalanca la posibilidad real de transversalizarse en las políticas públicas y en la concepción de un Plan de Desarrollo Nacional incluyente y equitativo.

Entre los derechos IOCs reconocidos en la CPE están el derecho a la libre determinación y la consulta previa, libre e informada, y que se sustentan en dos normativas internacionales como el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, ambas reconocidas como ley en Bolivia, y, por lo tanto, de cumplimiento obligatorio.

En esta perspectiva el texto “Libre determinación y derecho a la consulta. Situación y propuestas normativas de la consulta previa, libre e informada en Bolivia” puesta hoy a consideración reflexiona estos elementos abordando en tres momentos o partes importantes: en el primero explícita y explica el concepto de libre determinación y derechos de los   pueblos indígena originario campesinos, comunidades interculturales y pueblo afroboliviano en territorio, tierra, autogobierno y autonomía IOCs, jurisdicción IOC y derecho consuetudinario, sistema de salud propia, educación intercultural e intercultural, y derechos culturales y espirituales.

En la segunda parte, el eje medular es el tratamiento de la Consulta previa, libre e informada para un consentimiento libre, previo e informado, cuya preocupación central es la comprensión de los conceptos Acuerdo y Consentimiento, de los criterios para la realización de la consulta, de sus herramientas y de la presentación de la normativa nacional sobre el tema.

En la tercera parte, se presentan y analizan critica y comparativamente las propuestas de ley sobre derecho a la consulta previa, libre e informada de tres actores sociales, a saber: CONAMAQ-CIDOB, APG y CNMCIOB-BS, y de un actor público, el GOBIERNO NACIONAL, tomando en cuenta lo central en una normativa como su estructura general, disposiciones generales, concepto, mecanismos, procedimientos, etapas y marco institucional de la consulta.

Finalmente,      considérese   este   texto   una   herramienta   útil   para   la exigibilidad de los derechos IOCs y para conocer los posicionamientos de  los  cuatro  actores  acerca  de  los  contenidos  que  debería  tener  la futura ley boliviana de Derecho a la Consulta previa, libre e informada en  el  marco  del  cumplimiento  de  los  preceptos  de  la  Carta  Magna.

Walter Limache
Coordinador Nacional Programa NINA

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Estatuto de Charagua
En tiempos ancestrales, desde la creación de la tierra se formaron nuestras imponentes serranías Ivitiaguarague, Ivitipïta, Ivitiyeasia, Ivitiyukirenda, Ivitirapua, Ivitipöra, Ivitikarua; nuestros ríos Parapetí, río Grande o Guapai; y el inmenso chaco que hoy nos cobija. Una diversidad de flora y fauna que son parte de nuestra envidiable riqueza natural. Esta tierra bendita fue poblada por nuestros ancestros quienes desde entonces la habitaron y protegieron para su mejor cuidado. El Pueblo Nación Guaraní vivió muchos años en paz, armonía y felicidad, hasta que se inicio la conquista por el imperio colonial español con sus cómplices que enterados de la inmensa riqueza de nuestro territorio, invaden nuestro espacio vital, intentando exterminar al pueblo antes, durante y después de la colonia; en la planicie de Kuruyuki está escrita con sangre nuestra historia que nuevamente se tiñó de sangre en la guerra del Chaco; fueron esta vez el petróleo y el gas los causantes de tantas muertes, pero la Nación Guaraní nuevamente salió airosa defendiendo junto a otros bolivianos su inmenso territorio.

Por estas contingencias señaladas es que hoy en día el territorio de Charagua es habitado por diversas culturas, pero por encima de todo está la Nación Guaraní con sus valores y principios, que busca la reivindicación de todos los que habitamos en este inmenso territorio chaqueño, sin discriminación, con respeto y educación hacia el prójimo, sin intereses particulares.

Luego de las luchas armadas, vinieron las ideológicas, con el mismo tesón, los hombres y mujeres de esta tierra bendita defendimos nuestras creencias, consolidamos el reconocimiento a nuestro territorio, nuestros derechos y nuestro “Iyambae”, nuestra Autonomía; históricas fueron nuestras movilizaciones en las que cruzamos el país de sur a norte y de norte a sur. Estas luchas dieron muchos frutos y ofrendaron sus vidas por nuestras demandas. A ellos les rendimos homenaje.

La Nación Guaraní de Charagua, juntos a todo el pueblo Boliviano expresamos el pasado 25 de Enero del 2009 la voluntad común de aprobar la Constitución Política del Estado Plurinacional, donde proclamamos la pluralidad del Estado Boliviano como base para alcanzar la vida plena, el Vivir Bien en la diversidad de pueblos y naciones que la integramos, para el ejercicio de todos nuestros derechos individuales y colectivos.

Las comunidades y organizaciones sociales del territorio de Charagua por decisión propia y en cumplimiento de la Constitución Política del Estado Plurinacional, entregamos nuestro Estatuto Autonómico Guaraní Charagua Iyambae ejerciendo el derecho de libre determinación y autogobierno, reivindicando nuestra condición de Pueblo Nación y nuestro origen preexistente a la colonia y república, proclamando la plena vigencia de los derechos civiles y políticos, territoriales, colectivos, económicos, sociales y culturales, que nos corresponden, estableciendo en los hechos el modelo de Estado Plurinacional de Bolivia.

Por tanto, el presente Estatuto Autonómico define las bases de la Autonomía Guaraní Charagua Iyambae, en homenaje a la lucha del pueblo y la memoria de los ancestros y líderes que la forjaron, para ofrecer a nuestras hijas e hijos, los caminos que nos llevan hacia el IVI MARAEI (TIERRA SIN MAL) para el YAIKO KAVI PÄVE (PARA VIVIR BIEN).

Hacia una Autonomía inclusiva, participativa y liberadora para todas y todos..!!!

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Anteproyecto de Ley de Desarrollo Integral de la Amazonía
La Amazonía siempre estuvo abandonada por los diferentes gobiernos de nuestro país, pero el movimiento indígena campesino tuvo la fortaleza, en su momento, de cambiar esa estructura de poder político, económico y social que desvinculaba a la región del eje de desarrollo nacional cuando iniciamos desde la amazonía la demanda por tierra y territorio. Eso motivó que las organizaciones campesinas e indígenas en la Asamblea Constituyente, nos mantengamos vigilantes para que una nueva Constitución Política del Estado posibilite la configuración de un nuevo Estado boliviano fundado en los principios de equidad, inclusión, interculturalidad, descentralización y participación, entre otros.

 

Parte de aquello se tradujo con la incorporación de un capitulo en la CPE que reconoce a la Amazonía como un espacio estratégico y de especial protección para el desarrollo del país, considerando que la Amazonía boliviana representa el conjunto de valores culturales y ambientales, que constituyen la base para la subsistencia de la población; y, los ecosistemas, a través de las funciones ambientales, que son indispensables para el país y el planeta en su conjunto.

 

Nuestra propuesta obedece, en primera instancia, al mandato constitucional para con la amazonía, logrando articular y armonizar una visión conjunta de organización institucional y desarrollo, leal a la vocación socioambiental regional y a las expectativas de su población mayoritaria quien se ha constituido históricamente en el sujeto social y económico de la presencia territorial del Estado boliviano, históricamente olvidada por las autoridades de turno. De ahí se desprende el anteproyecto de “Ley de Desarrollo Integral de la Amazonía Boliviana Bruno Racua”, que representa una iniciativa regional por superar la postergación histórica y como legítima expresión de la reivindicación socioeconómica aún pendiente con este pedazo del territorio boliviano.

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Propuesta de Ley Saber Alimentarse para Vivir Bien
Presentación

 

El artículo 8 de la Constitución Pólitica del Estado asume y promueve como principio ético moral de la sociedad plural Suma Qamaña (vivir bien), Ñandereko (vida armoniosa), Teko Kavi (vida buena), Ivi Maraei (tierra sin mal) y Qhapaj Ñan (camino o vida noble).

 

El Vivir Bien significa Vivir Bien con uno mismo, con los demás y en armonía con la Madre Tierra, garantizando el acceso y disfrute de los bienes materiales y de la realización efectiva, subjetiva, intelectual y espiritual de las personas y colectividades, en armonía con la naturaleza y en comunidad entre los seres humanos.

 

El Vivir Bien en Bolivia avanza en la construcción de un nuevo modelo que se basa en el Estado Plurinacional, social-comunitario, autonómico y de cumplimiento de los derechos fundamentales de las personas individuales y de las comunidades y de los derechos de la Madre Tierra.

 

En este marco es un imperativo avanzar en la implementación efectiva del derecho a la alimen- tación y al logro de la soberanía alimentaria en el Estado Plurinacional de Bolivia en el marco del Saber Alimentarse para Vivir Bien.

 

La presente Propuesta de Ley Saber Alimentarse para Vivir Bien es el resultado de un proceso de construcción participativa plural, intercultural y de alta calidad de ideas emergidas de las realidades de los hombres y mujeres que trabajan la tierra, produciendo alimentos para ellos y para toda la población. Las organizaciones indígena originaria campesinas ponen a consideración de las instancias estatales y de la opinión pública el resultado de su trabajo para su conocimiento, socialización, discusión, enriquecimiento y, fundamentalmente, para convertirla en política pública.

 

Tercera Versión corregida y aumentada

 

Aquiles Dávalos
Director de la Red AIPE

Walter Limache
Coordinador Nacional Programa NINA
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------