Inicio Novedades Casos y Estudios Recepción de casos Contactos
Agosto 2016
 
Cierre de sindicato en Ecuador
 
Amparo Carvajal, la incansable española que lucha por los derechos en Bolivia
 
Estado ecuatoriano debe respetar, proteger y garantizar el Derecho a la Libertad de Asociación, la Libertad Sindical y el Derecho de Sindicación
 
 
 
Amparo Carvajal, la incansable española que lucha por los derechos en Bolivia
Fecha: 25 de agosto de 2016
Fuente: http://www.lavanguardia.com

BOLIVIA D.HUMANOS (Entrevista)

Amparo Carvajal, la incansable española que lucha por los derechos en Bolivia

23/08/2016 15:57

María Ortiz García

La Paz, 23 ago (EFE).- La presidenta de la privada Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), la española Amparo Carvajal, libra a sus 77 años una incesante lucha por el respeto a los derechos en este país donde vive desde hace 45 años.

Carvajal, nacida en Riaño (en León, noreste de España) pero residente definitiva en el país andino, contó en una entrevista con Efe que su vida política se gestó en Bolivia, donde ha dirigido colegios, denunciado injusticias, reclamado derechos y donde sigue izando la bandera en defensa de las poblaciones más vulnerables.

El mes pasado fue elegida como presidenta de la APDHB con el objetivo de mantener la independencia de esa entidad defensora de los derechos humanos frente al Gobierno del presidente, Evo Morales.

Carvajal criticó la actuación del Gobierno en el reciente conflicto planteado por las personas con discapacidad para reclamar un bono mensual de 72 dólares, que no consiguieron pese a numerosas y diversas protestas realizadas durante meses sin resultados.

Agregó que de haber escuchado Morales al sector en su demanda "ese problema de tres meses no hubiera durado nada y el Gobierno hubiera salido brillante, mientras que ahora ha salido derrotado".

En diferentes episodios, las fuerzas policiales reprimieron a los discapacitados usando gases lacrimógenos y cañones de agua y el Gobierno ordenó colocar durante casi tres meses rejas altísimas para impedir que los discapacitados se acerquen al Palacio de Gobierno.

Carvajal cita ese ejemplo como uno de los "muchos atropellos" que afectan, según dijo, el derecho a la justicia.

En ese sentido, lamenta los problemas aún existentes en el acceso a la educación y a la salud en Bolivia, dos temáticas que ocupan sus luchas, pero que no han tenido resultados, según reconoce.

"Siempre he intentado, como educadora, encontrar ese derecho que tenía este pueblo a una mejor educación y ahí es donde me siento bien fracasada", sostuvo.

Recuerda como le impresionó que en el Gobierno de Hernán Siles Suazo (1982-1985), el primero constitucional y democrático tras un período de dictaduras militares, los niños preferían trabajar para ayudar a sus padres en lugar de ir a las escuelas para educarse.

En la actualidad, Bolivia no solo permite el trabajo infantil, sino que lo ha legalizado desde los diez años.

"Admiro mucho la calidad humana de los maestros y las reformas, pero no se ha llegado a tomar conciencia profunda del valor de lo que es una educación, de lo que es un maestro que te enseña", dijo.

Asimismo, apuntó que la educación estatal "tiene que dar un salto cualitativo profundo en tiempo, en calidad humana".

Carvajal quiso referirse también a la situación que se vive dentro de las cárceles, donde muchas de las personas están privadas de libertad de manera preventiva, sin una sentencia firme y donde se producen cobros ilegales para tener celdas.

"Todas las cárceles son negociadas, son pueblos donde se acostumbra a vivir esa gente (...) ¿A quién puedo culpar? nada más que a la justicia, que está manejada sin independencia del Estado", sostuvo esta veterana de la lucha por los derechos.

También acusó al oficialista Movimiento al Socialismo de estar nombrando "a su gente" en varias instituciones y que para evitarlo ella aceptó dirigir la APDHB, una entidad fundada en 1976 y con una rica tradición en Bolivia a favor de la defensa de los derechos.

Desde julio pasado, la nueva presidenta de la APDHB ha hecho declaraciones y ha tomado posiciones en temas polémicos en los que se ha chocado frontalmente contra el Gobierno de Morales, lo que le ha valido fuertes críticas de parte del Ejecutivo.

Pero ella sigue adelante como cuando en 1980 eligió quedarse en Bolivia para forma parte de la historia latinoamericana con el sueño de cambiarla, cuando sus compañeras Mercedarias de Berriz decidieron volver a España tras nueve años en este país.

"Me ofrecieron la oportunidad de partir y me pareció que había vivido tanto esa década que no la quería dejar a medias", sostuvo.

Nacida durante la dictadura española, Caravajal destaca para concluir que "la historia no es para recordar lo que pasó hace cinco siglos, dos siglos, la historia es para conocerla; pero para vivirla y mejorarla, no quedarnos en ella". EFE

mog/ja

 
 

 
Secciones
 

Inicio

 
Novedades
 
Casos y Estudios
 
Marco legal y normativo
 
Recepción de casos
 
Contactos
 

unitas@redunitas.org

 
UNITAS