Inicio Novedades Casos y Estudios Recepción de casos Contactos
Julio 2015
 
Hotovely advierte a los países europeos contra financiar ONG de izquierdas
 
Es hora de poner fin a las represalias televisadas contra defensores de derechos humanos en Venezuela
 
CIVICUS ALERT: Angola: End crackdown on civil society, uphold international commitments
 
Crisis en Ecuador
 
Say No! We Don’t Need These Laws
 
Las ONG en el punto de mira
 
Patzi propone subir 10 veces el precio de las personerías
 
Entre la Pachamama y el petróleo
 
Carta al Papa Francisco sobre situación delicada de las ONG en Bolivia
 
Amenazas de expulsión contra las ONG
 
Informe del Relator Especial sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación, Maina Kiai
 
ONG denuncia ante la ONU el fracaso de Paraguay en proteger a nativos
 
Miles de globos lanzados a lo largo de Camboya en protesta contra proyectos de leyes represivas
 
 
Amenazas de expulsión contra las ONG
Fecha: 3 de julio de 2015
Fuente:

http://correodelsur.com

03 Julio 2015Editorial

Hace unos días, al anunciar el hallazgo del nuevo reservorio de petróleo en el país en Santa Cruz, el presidente Evo Morales advirtió que las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y las fundaciones que perjudiquen la exploración de recursos naturales tendrán que irse de Bolivia.

Tal anuncio tuvo origen en declaraciones de dirigentes de comunidades indígenas de áreas protegidas que objetaron las noticias de próxima autorización para ingreso de empresas petroleras con fines de exploración y futura producción de hidrocarburos en esos territorios. Según se desprende de la lectura de las informaciones correspondientes, el Presidente piensa que esa reacción de tales dirigentes no fue espontánea sino inducida por los responsables de ciertas ONG.

En este caso, que afecta directamente a las ONG, resulta pertinente recordar que estas entidades privadas sin fines de lucro pero con función pública han tenido en nuestro país, como muchas otras de Asia, África y América Latina, un papel muy importante durante las últimas décadas. Las primeras fueron establecidas con el propósito de mejorar las condiciones de vida de los habitantes de países en vías de desarrollo y abrir espacios de debate en circunstancias en que en la región se imponían las dictaduras militares. Surgieron por iniciativa de la Iglesia Católica como consecuencia de las resoluciones emitidas a principios de los años sesenta del siglo pasado por el Concilio Ecuménico Vaticano Segundo.

Sin perjuicio de creer que algunas de esas instituciones correcta o incorrectamente clasificadas con ese carácter de ONG tuvieron otro origen y actuaron en todas partes simultáneamente con las de origen católico, se puede apreciar que entre las primeras en nuestro país, de allá por los años 1963 ó 1964, fueron el Centro para el Desarrollo Social y Económico y Acción Cultural Loyola, esa última fundada por los jesuitas. Tales entidades que actuaron en el país desde entonces con financiamiento otorgado por feligreses de los países católicos de Europa, contribuyeron eficientemente, mediante la creación de cooperativas, grupos comunitarios, programas radiales, al cumplimiento del propósito de mejorar las condiciones de vida en campos tales como salud, vivienda, economía y educación, entre otros.

Con esos antecedentes, las amenazas dirigidas contra Organizaciones No Gubernamentales que por un motivo u otro no respalden sumisamente las políticas gubernamentales resultan un total despropósito. Más aún si para justificar esa agresión se sostiene que los reclamos fueron sugeridos por terceros, lo que implica poner en duda la capacidad de los habitantes de esas zonas de emitir por sí solos, sin injerencia extraña, petitorios determinados en defensa de sus intereses en calidad de reacción natural.

Sea que las actitudes de rechazo a drásticos cambios en territorios indígenas protegidos provengan de criterios propios o de exposiciones efectuadas por representantes de alguna ONG, la actitud del Presidente del Estado es incomprensible, pues atenta contra el derecho de orden constitucional que todo ciudadano tiene de emitir libremente sus ideas y opiniones.

La actitud del Presidente del Estado es incomprensible, pues atenta contra el derecho de orden constitucional que todo ciudadano tiene de emitir libremente sus ideas y opiniones

 
 

 
Secciones
 

Inicio

 
Novedades
 
Casos y Estudios
 
Marco legal y normativo
 
Recepción de casos
 
Contactos
 

unitas@redunitas.org

 
UNITAS